Presentación

Con este blog pretendo mostrar los últimos acontecimientos científicos, para que conozcamos lo que puede ser hecho por los científicos en este momento, y sus últimos descubrimientos, y al mismo tiempo ofrecer curiosidades, divertidas o simplemente extrañas, del ámbito de la ciencia. Y siempre, intentaré, con un lenguaje accesible a todos, sin grandes complicaciones. Espero que os guste. No olvideis que el cuerpo al blog se lo doy yo, pero la vida, el movimiento, sólo vuestros comentarios pueden dárselo. Cualquier cosa que queráis decirme, no lo dudéis, aquí estoy.

Tortugas y salmones: la vuelta a casa



Hace más de un siglo que los científicos se afanan tras el misterio de cómo algunos animales marinos encuentran el camino de regreso a casa para la reproducción, después de haber emigrado miles de kilómetros por el mar. Finalmente, unos biólogos marinos de la Universidad de Carolina do Norte en Chapel Hill creen que pueden haber resuelto el misterio.

Desde su nacimiento, los salmones y las tortugas marinas consiguen "leer" el campo magnético de la zona donde nacieron, y recordarlo permanentemente, según la nueva teoría.
El campo magnético de la Tierra cambia de forma previsible a través del planeta, teniendo cada región oceánica una marca magnética ligeramente diferente. Al conocer la "dirección magnética" exclusiva de su región natal y recordarlo, los animales pueden ser capaces de diferenciar este lugar de los otros, cuando ya son adultos y están preparados para volver, años después, según proponen los autores de la nueva investigación.

Ya estudios anteriores habían demostrado que los salmones y las tortugas marinas jóvenes pueden detectar el campo magnético de la Tierra cuando nadan durante su primer viaje de migración desde su lugar de nacimiento hasta las distantes regiones en las que pasarán sus primeros años de vida.

El nuevo estudio presenta una posible explicación para el desarrollo de las capacidades de navegación de las que se sirven los animales adultos que vuelven para reproducirse a la misma zona en la que empezaron a vivir.

Según los autores del trabajo, el instinto de volver al lugar de nacimiento y la habilidad para realizar ese hecho pueden ser explicados por la idea de que estos animales "aprenden" la marca magnética exclusiva de su lugar natal aún muy jóvenes, y recuerdan toda la vida esa información.

Kenneth Lohmann, profesor de biología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, y sus colaboradores, esperan que su estudio estimule el debate en la comunidad científica, y que con el tiempo de ese debate se consigan obtener ideas sobre como testar estas ideas y profundizar en ellas.
Información adicional en: Scitech News

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario no será moderado la primera vez que lo hagas al igual que si incluyes enlaces. A partir de ahi no será necesario si usas los mismos datos y mantienes la cordura. No se publicarán insultos, difamaciones o faltas de respeto hacia los lectores y comentaristas de este blog.