Presentación

Con este blog pretendo mostrar los últimos acontecimientos científicos, para que conozcamos lo que puede ser hecho por los científicos en este momento, y sus últimos descubrimientos, y al mismo tiempo ofrecer curiosidades, divertidas o simplemente extrañas, del ámbito de la ciencia. Y siempre, intentaré, con un lenguaje accesible a todos, sin grandes complicaciones. Espero que os guste. No olvideis que el cuerpo al blog se lo doy yo, pero la vida, el movimiento, sólo vuestros comentarios pueden dárselo. Cualquier cosa que queráis decirme, no lo dudéis, aquí estoy.

Curan monos diabéticos con páncreas de cerdo


Macaco cangrejero (Macaca fascicularis), especie en la que se realizó la investigación

Un grupo de científicos del Instituto Científico Weizmann de
Israel ha transplantado con éxito páncreas de embriones de cerdos en monos diabéticos, y cuatro meses después los monos estaban curados.

El gran logro ha sido evitar el rechazo agudo típico de los xenotrasplantes (transplantes de órganos de otra especie), y la manera en que lo han logrado ha sido precisamente el utilizar páncreas embrionarios.

Según
Yair Reisner, inmunólogo que lideraba el equipo, La posibilidad de un rechazo es mucho menor con embriones.

La idea surgió a partir de la observación evidente de que el feto no es rechazado generalmente en el útero materno. A partir de ese dato desarrollaron la investigación.

Según han publicado recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), el proceso fue el siguiente: Obtuvieron embriones de cerdo con 42 días, de los que extrajeron tejido pancreático, que implantaron en dos macacos cangrejeros (primates de la especie
Macaca fascicularis), unos 60 fragmentos de cerca de un milímetro de tamaño en el abdomen de cada uno. A estos primates les habían inducido diabetes antes.

Desarrolo de vasos sanguíneos alrededor de los implantes (foto de PNAS)

Los investigadores señalan que, al tratarse de tejido embrionario, el organismo de los monos desarrolló vasos sanguíneos propios para irrigar a estos órganos, lo que disminuyó mucho la habitual reacción de rechazo.


Mismo así, la posibilidad de rechazo existía, por lo que les fueron administradas grandes cantidades de
inmunosupresores. Éste fue, según los investigadores, el motivo de la muerte de los dos monos a los tres meses del inicio del experimento, por lo que lo repitieron con otros dos, pero reduciendo la dosis, y funcionó: Los monos siguieron viviendo perfectamente hasta un año después del transplante, y a partir del cuarto mes dejaron de necesitar que les suministrasen insulina, ya la conseguían producir ellos.

El páncreas, el productor de la insulina. Su falta provoca diabetes.

Evidentemente son técnicas nuevas que necesitan perfeccionamiento, pero hay muchas esperanzas de que este tipo de intervención pueda llegar a ser aplicada a humanos, solucionando o paliando algunas enfermedades o transplantes que no se llegan a hacer por falta de donantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario no será moderado la primera vez que lo hagas al igual que si incluyes enlaces. A partir de ahi no será necesario si usas los mismos datos y mantienes la cordura. No se publicarán insultos, difamaciones o faltas de respeto hacia los lectores y comentaristas de este blog.