Presentación

Con este blog pretendo mostrar los últimos acontecimientos científicos, para que conozcamos lo que puede ser hecho por los científicos en este momento, y sus últimos descubrimientos, y al mismo tiempo ofrecer curiosidades, divertidas o simplemente extrañas, del ámbito de la ciencia. Y siempre, intentaré, con un lenguaje accesible a todos, sin grandes complicaciones. Espero que os guste. No olvideis que el cuerpo al blog se lo doy yo, pero la vida, el movimiento, sólo vuestros comentarios pueden dárselo. Cualquier cosa que queráis decirme, no lo dudéis, aquí estoy.

La mano de Dios


La mano de Dios (púlsar PSR B1509-58)

Ya había escrito un artículo sobre el ojo de Dios. Parece que vamos encontrando partes de Él por la Galaxia: en este caso, ha sido el telescopio espacial Chandra de la NASA, el que ha encontrado la mano de Dios (o, si prefieren, una nebulosa creada por el joven pero energético púlsar PSR B1509-58).

Esta nebulosa tiene todo el aspecto, como pueden ver, de una mano azul intentando alcanzar una nube roja. Hasta en los colores coincide con lo esperado: una mano azul celeste (divina) intentando agarrar el fuego del Infierno. Sólo que esta mano tiene 150 años luz de diámetro.

Los colores presentados tienen que ver con la energía de los rayos X: los más energéticos se ven azules, los intermedios verdes y los de menor energía rojos.

El púlsar es una estrella de neutrones, pequeña y muy densa, que gira muy rápidamente sobre si misma, emitiendo tanta energía en los giros que se forma una nebulosa con complejas estructuras, como esta fotografía de rayos X demuestra.

En este caso, el
B1509 (nombre abreviado), tiene unos 32 kilómetros de diámetro, mientras la nebulosa que crea, como ya hemos dicho, tiene 150 años luz, lo que nos da idea de la magnitud de la energía desprendida por la estrella.

La velocidad de giro estimada del púlsar es de
7 rotaciones por segundo (la estrella da 7 vueltas sobre si misma por segundo), y se supone que con esto crea un campo electromagnético que es 1.000.000.000.000 veces (1 billón de veces) más fuerte que el de la Tierra.

El
B1509 se encuentra a unos 17.000 años luz de la Tierra.

En el vídeo a continuación, también de la
NASA, se observa la zona espacial con luz infrarroja, luz visible, rayos X y ondas de radio. Pueden apreciar las diferentes formas y coloraciones dependiendo del tipo de observación:



Fuente inicial: El Mundo.