Presentación

Con este blog pretendo mostrar los últimos acontecimientos científicos, para que conozcamos lo que puede ser hecho por los científicos en este momento, y sus últimos descubrimientos, y al mismo tiempo ofrecer curiosidades, divertidas o simplemente extrañas, del ámbito de la ciencia. Y siempre, intentaré, con un lenguaje accesible a todos, sin grandes complicaciones. Espero que os guste. No olvideis que el cuerpo al blog se lo doy yo, pero la vida, el movimiento, sólo vuestros comentarios pueden dárselo. Cualquier cosa que queráis decirme, no lo dudéis, aquí estoy.

Crean un material que se repara solo


Estas dos fotografías están separadas por tan sólo media hora de luz ultravioleta: el material se repara solo.
Realmente, la ciencia no deja de sorprendernos: En el futuro quizás lo único que necesite para reparar la pintura de su coche será un rayo de sol.

Ha sido publicado en Science un estudio que explica la fabricación de un nuevo material que, a través de reacciones químicas provocadas por la luz ultravioleta, pude regenerarse, o sea, si el material agrietado o rasgado es expuesto a la luz solar, se arregla sólo, quedando como nuevo.

El secreto del material, afirman los investigadores en la revista Science, está en que utiliza moléculas hechas de chitosan, una sustancia natural que se deriva de las conchas y caparazones de crustáceos como las gambas, y usado comercialmente en muchas dietas de adelgazamiento.

Cuando ocurre un rasguño o rotura en el material, que es un poliuretano, la luz ultravioleta puede producir una reacción química que repara el daño.

Los poliuretanos se usan habitualmente en productos que van desde muebles hasta trajes de baño, pero hasta la fecha no se había podido mejorar su susceptibilidad al daño mecánico.

Estos investigadores, pertenecientes a la Universidad del Sur de Mississippi, lograron diseñar moléculas capaces de unir
oxetano (moléculas en forma de anillo) con chitosan, agregando estas moléculas después a una mezcla estándar de poliuretano.

Las grietas y los rasguños en la capa de poliuretano de esta mezcla pueden romper los anillos de
oxetano, dejando radicales de la molécula libres para reaccionar químicamente.

Con la luz ultravioleta que brinda el Sol, las moléculas de
chitosan se dividen en dos, uniendo los radicales reactivos del oxetano.

Estos materiales son capaces de repararse a sí mismos en menos de una hora, afirmó el profesor Marek Urban, director de la escuela de polímeros y materiales de alto rendimiento de la universidad, uno de los autores del estudio. Y pueden ser utilizados en muchas aplicaciones de recubrimiento, por ejemplo en las industrias del transporte, paquetería, moda y biomedicina, agregó.

Entre los productos que podrían beneficiarse con este avance, dicen los expertos, están por ejemplo la pintura de los coches, telas adhesivas para uso médico y trajes especiales para deporte.

Un barniz para cubrir los coches podría repararse a sí mismo mientras el vehículo es conducido bajo el sol, dicen los autores, solucionando los raspones y arañazos mientras nos damos una vuelta.